Empty Avatar
lundi 16 janvier 2017

Caí exhausta sobre las sábanas frías que bajaban la temperatura de mi ardiente cuerpo. Mi respiración acelerada iba menguando el ritmo mientras el sudor invadía todo mi cuerpo. Sobre mí sentí tu peso que se desplomaba cual marioneta sin hilos. Nuestras manos se entrelazaron y por un momento se mezclaron mis límites con los tuyos. Me basabas el cuello, con suavidad, y me iba reponiendo. Mi boca buscaba la tuya una vez más. Sentía tu lengua suave y caliente recorriendo mis labios. Noté que tu pene aún seguía erecto. Acerqué mi mano previamente humedecida con mi saliva y lo acaricié. Cansado pero con cara de placer, te pusiste boca arriba y dejaste que fuera yo quien dirigiera aquel asalto.

Seguí acariciando de arriba a abajo mientras tú cerrabas los ojos. Cada vez la sentía más dura entre mis manos. Y me emocionaba sabiendo que yo era la promotora de semejante suceso. Quería probarla. Bajé de forma inesperada. Grande y dura... mis labios la apretaban con fuerza. Entraba y salía de mi boca mientras mi mano la seguía acariciando. Tus jadeos delataban tu gozo. "Más..." me gritabas... "No pares..." y eso me ponía cachonda de nuevo. Pero esto era para tí. Seguí comiendo cada vez con más fuerza hasta que tu leche caliente terminó chorreando por la comisura de mis labios... y una sonrisa maliciosa delató mi triunfo

Guest